Saltar al contenido

Kashmir Chai Té negro

INGREDIENTES

Té negro, canela, clavo, cardamomo, jengibre y trozos de naranja
Este producto cuenta con versión sachet
$ 390
Presentaciones

Tés negros Kashmir Chai en hebras tienen clavo, canela, cardamomo, jengibre, naranja y anís. Aquí está la receta del Chai Latte al estilo hindú. ¡Prepáralo en casa!

Hay un antes y después en la vida: cuando pruebas el Chai perfecto.

Este clásico de la India sabe perfecto ya sea solo en infusión de agua o en una receta cremosa de latte.

Notas de Cata

Sabor de Té negro Kashmir Chai: Clavo, canela, jengibre y té negro. 

Licor de Té negro Kashmir Chai: Marrón oscuro. 

Aroma de Té negro Kashmir Chai: Clavo, jengibre y naranja. 

Preparación

Preparación de té verde con Infusor

Tiempo de infusión 4 minutos

Excederse en el tiempo de infusión amarga el té debido a que activamos los taninos que contiene la Camelia Sinensis (arbusto del té).

Temperatura adecuada 75-90°

Excederse en la temperatura amarga el licor debido a que lo estamos infusionando por un tiempo previamente determinado (4min).

Cold Brew, infusión en frío 8 horas

Agrega 2 cucharadas (10g) de té a 1 litro de agua al tiempo, refrigera por 8 horas, o hasta obtener el sabor deseado y cuela.

*Recomendamos mantener en refrigeración hasta 4 días.

Cantidad de té

1 cucharadita por taza (2g)"

Cultura

¿Te consideras fan del chai latte? ¿Qué es lo que más disfrutas de esta bebida?

A nosotros nos fascinan los aromas de especias que predominan en un auténtico masala chai -el tipo de té por excelencia que se consume en la India-, como el clavo, el jengibre, el cardamomo y la canela.

Pero las opciones de chai comerciales que abundan en Occidente, que se caracterizan por ser demasiado dulces y con aditivos poco saludables -maltodextrina, carragenina, “sabores naturales”, polvos, jarabes y concentrados, entre otros-, no hacen más que opacar el verdadero sabor y el aroma de estas especias.

¡Llénate de energía y despierta tus ideas!

Reseña de cliente

Basado en 6 reseñas Escribir reseña